Facebook Twitter Google +1     Admin



Movimientos del corazón

La parte derecha del corazón, con sus movimientos de sístole (contracción)diástole (relajación), envía la sangre a los pulmones y la parte izquierda la envía a todo el cuerpo. Hay pues, una doble circulación.

La sangre llega al corazón por una serie de venas. En la aurícula derecha desembocan las venas cavas y en la izquierda las venas pulmonares. La sangre va llenando las aurículas impulsada por las propias venas. Cuando se llenan, ambas aurículas se contraen a la vez , es la sístole auricular, pasando la sangre cada una a su ventrículo a través de las respectivas válvulas.

A continuación se contraen los ventrículos, es la sístole ventricular. La sangre no puede volver a la aurícula, porque se lo impide las válvulas y no le queda más remedio que salir por las arterias. Del ventrículo derecho sale la arteria pulmonar y del izquierdo la arteria aorta.

A continuación todo el corazón se relaja, se produce la diástole general y vuelve a iniciarse el ciclo.

Pincha en la imagen



Ahora puede entenderse por qué las paredes de las aurículas son más finas que las de los ventrículos. Las primeras sólo deben empujar la sangre hasta los ventrículos. Éstos, por el contrario, tienen que impulsar la sangre para que llegue mucho más lejos: El ventrículo derecho hasta los pulmones, el izquierdo a todo el cuerpo. Por esa razón las paredes del izquierdo son más gruesas que las del derecho.

Viernes, 17 de Febrero de 2017 08:53. Autor: Maria Dolores Gago López #. Blog de 3º ESO

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris