Facebook Twitter Google +1     Admin



Las úlceras

Una úlcera es toda lesión de la piel o membrana mucosa con forma crateriforme (es decir, con forma de cráter) y con escasa o nula tendencia a la cicatrización. Nos encontramos, fundamentalmente, con dos tipos:

- Úlcera péptica: Es aquella que afecta a la mucosa que recubre el estómago o el duodeno (la primera parte del intestino delgado). Se clasifican en gástricas y duodenales. Estas últimas son mucho más frecuentes.

                    

El síntoma más característico es la existencia de dolor en la zona central del abdomen y la parte superior denominada epigastrio. El dolor puede definirse como corrosivo y suele aparecer entre 1 y 3 horas después de las comidas o por la noche durante las horas de sueño. Otros síntomas frecuentes son la existencia de reflujo gastroesofágico (es decir, ir en contra del flujo natural de los alimentos, lo que provoca que los jugos gástricos dañen el esófago), pirosis (que es una sensación de quemazón en el esófago), ardores o acidez que desaparecen con la toma de algún agente alcalino como el bicarbonato o los antiácidos. También se dan las náuseas, los vómitos y la pérdida de peso, en algunos casos hasta sangrado.

         

Una forma de evitar este tipo de úlceras es intentar no tomar productos que contengan ácido acetilsalicílico. También es aconsejable no mascar ni fumar tabaco, además de limitar el consumo de alcohol.

- Úlcera bucal: Es aquella que puede aparecer  en cualquier parte de la boca, incluyendo la parte interna de los carrillos, las encías, la lengua, los labios o el paladar.

                    

Los síntomas varían y dependen de la causa específica de la úlcera bucal. Los principales son llagas abiertas en la boca y dolores o molestias. Algunos consejos para prevenir este tipo de úlceras son evitar alimentos y bebidas muy calientes, intentar disminuir el estrés y practicar técnicas de relajación.

                              

También se aconseja masticar lentamente al comer, utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves y sobre todo, visitar al odontólogo inmediatamente en caso de tener un diente afilado , roto o prótesis que no ajusten bien.

Pedro Miguel Iniesta Iniesta, 1º Bachillerato de Investigación

Domingo, 19 de Febrero de 2012 12:02. Autor: Pedro Miguel Iniesta Iniesta #. Blog 1º Bachillerato de Investigación

Comentarios > Ir a formulario

mariadoloresgago

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris