Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2009.

¿Sabemos lo que comemos?

20090501094646-3ytyca74aebbcazp3ybkcavln7ayca5urfqqcao5fggncal4qho7caukn22icacxmkcacax8vk76cavzvfyncav2nt6mca4s3gwrca7ij39ica30p68oca5ibdn9casso35uca2cjce8ca16nicocadbakfx.jpg

Según fuentes autorizadas de la Universidad Estatal de Michigan, trascendió recientemente, que la carne que utiliza McDonalds para sus hamburguesas, proviene de unos auténticos bultos sin patas y sin cuernos, que son alimentados por medio de tubos conectados a sus estómagos y que de hecho no tienen huesos, sino un poco de cartílagos que nunca llegan a desarrollarse.

Quienes los han visto, aseguran que son cosas muy desagradables, pues además de permanecer inmóviles toda su "vida", no tienen ojos, ni cola y prácticamente no tienen pelo; de hecho, su cabeza es del tamaño de una pelota de tenis y lo único que sobresale es lo que les queda de "boca". La manipulación genética de la cual son resultado, los convierte en verdaderas cosas inanimadas con una horripilante apariencia gelatinosa. Lo peor de todo esto, no es que McDonalds utilice la manipulación genética para lograr mayor producción, sino que dicha carne, produce efectos secundarios en la salud.

Las substancias y toxinas que desarrollan las "COSAS" que cría McDonalds, producen con el paso del tiempo daños irreversibles en la salud.Es un fenómeno similar al SIDA, ya que se incuba y permanece escondido durante muchos años, hasta que poco a poco va mostrando sus efectos perniciosos.Grupos de científicos especializados en la materia, relacionan al consumo de hamburguesas de McDonalds con el síndrome de Alzheimer.

Alicia Jiménez, 2º Bachillerato B

Lunes, 04 de Mayo de 2009 12:29. Autor: Alicia Jimenez Martinez #. Blog de 2º Bachillerato No hay comentarios. Comentar.

El bicentenario de Darwin

 

     20090430074426-viejo-darwin.jpg      El bicentenario de Darwin    

El 2009 rinde homenaje al autor de la teoría de la evolución de las especies cuando se cumple el 150 aniversario de su publicación y el 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin.     

                   20090507130244-1.png20090507130311-2.png

Sabemos que el viaje que Charles Darwin realizó a bordo del HMS Beagle entre los años 1831 y 1836 le llevó hasta el archipiélago de las Galápagos en el Océano Pacífico oriental y que fue realmente la fauna que descubrió en este entorno lo que le influyó y le inspiró para publicar su teoría. Darwin quedó fascinado por un mundo que le era absolutamente desconocido y por la naturaleza desbordante que allí encontró. Su insaciable curiosidad le llevó a preguntarse por qué algunos fósiles eran como versiones gigantes de los armadillos y perezosos, o por qué algunos animales como los pingüinos usaban sus alas como aletas, y no para volar.       

                20090507130345-3.png                  20090507130411-4.png                          20090507130434-5.png

Se encontró también con tortugas gigantes y pinzones. Muchas especies de estos se diferenciaban por las formas distintas de sus picos, que sugerían adaptaciones a dietas particulares. Así es cómo empezó a desconfiar de la inmutabilidad de las especies.       

             20090507130529-6.png

Al regresar de la expedición, Darwin envió sus especímenes a expertos para su identificación –las aves a Gould, los mamíferos fósiles a Owen, los reptiles a un zoólogo llamado Thomas Bell–,  y se dedicó a poner en orden sus pensamientos y sus sospechas. Aproximadamente año y medio más tarde, Darwin dio con su teoría: selección natural, mediante la cual los individuos mejor adaptados de cada población sobreviven para tener descendencia y los otros no.

20090507130601-7.png

Entonces  empezó a escribir un tratado largo, detallado y lleno de notas al pie sobre la selección natural. Ocultó esa teoría durante 20 años, hasta que un joven llamado Alfred Russel Wallace llegó a la misma idea, obligando a Darwin a apresurarse a tener lista la suya para la imprenta. Apareció en noviembre de 1859 con el título de “Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural”, y de inmediato fue un éxito de ventas.

20090507130658-8.png

Durante la vida de Darwin se imprimieron cinco ediciones más. Casi indiscutiblemente, se trata del libro científico más importante jamás publicado. Ciento cincuenta años después, hay quienes aún lo veneran, y quienes lo deploran, aunque indudablemente “El origen de las especies” sigue ejerciendo una influencia extraordinaria.

Así pues, la idea más grandiosa de Darwin fue que la selección natural es responsable en gran medida de la variedad de rasgos que se ven entre especies relacionadas. La selección natural también significaba la supervivencia del más apto, mientras que la selección sexual suponía la reproducción del más atractivo. Darwin creía que algunos de los adornos, como las astas de los venados, ayudaban a los machos a pelearse entre ellos por las hembras. La verdad es que la belleza inútil le preocupaba, pues parecía una excepción a las acciones absolutamente prácticas de la selección natural. En abril de 1860, le escribió al botánico estadounidense Asa Gray: “Cada vez que la miro, ¡la simple vista de la pluma de la cola de un pavorreal me enferma!”

Darwin llegó a sugerir que la selección sexual podría dar cuenta de las diferencias raciales en los humanos: “Hemos visto que cada raza tiene su propio estilo de belleza… La selección de las mujeres más atractivas por parte de los hombres más poderosos de cada tribu, que en promedio criarían un mayor número de hijos, después de muchas generaciones modificaría en cierto grado el carácter de la tribu”. Hoy sabemos que Darwin estaba en lo cierto.

Pensemos en los ojos azules.   20090507130819-10-1-.png A principios de 2008, Hans Eiberg y sus colegas de la Universidad de Copenhague encontraron una mutación genética común a todas las personas de ojos azules puros: el cambio de una sola letra, la A por la G, en el largo brazo del cromosoma 15, que bloquea la manifestación de un gen llamado OCA2, implicado en la producción del pigmento que oscurece los ojos. Al comparar el ADN de los daneses con el de la gente de Turquía y Jordania, Eiberg calculó que esta mutación tuvo que ocurrir hace 6 000 o 10 000 años, en un individuo en particular en algún lugar cercano al Mar Negro.

¿Por qué se extendió este cambio genético de manera tan exitosa, ya que la presencia de ojos azules no ayuda a la gente a sobrevivir? Quizás la gente de ojos azules pudo haber tenido más descendientes, principalmente porque resultó que eran más atractivos para el sexo opuesto en esa región geográfica. La explicación nos lleva a la selección sexual.

Curiosamente, el cambio en el orden de las letras que causa ojos azules no está en el gen del pigmento, sino en un fragmento cercano de la escritura del ADN que controla la expresión de ese gen. Esto apoya una idea que se extiende en la genética y la biología evolucionista: la evolución no sólo opera cambiando genes, también lo hace modificando la manera en la que esos genes se activan y anulan. De acuerdo con Sean Carroll, de la Universidad de Wisconsin en Madison, “el principal combustible de la evolución de la anatomía no son los cambios en los genes, sino las transformaciones en la regulación de los genes que controlan el desarrollo”.

Aunque la genética moderna reconoce la importancia de los logros de Darwin, también señala su error más grande. Sus propias ideas sobre el mecanismo hereditario estaban equivocadas. Él pensó que un organismo era una mezcla combinada de los rasgos de sus padres, y más tarde comenzó a creer que éste también heredaba rasgos adquiridos durante su existencia. Nunca entendió, como lo hizo el monje Gregor Mendel, que un organismo no es para nada una mezcla de sus padres, sino el resultado conjunto de montones y montones de rasgos de individuos que pasaron a su madre y su padre de sus propios padres, y antes de sus abuelos.

El ensayo de Mendel que 20090507130935-10.png describe la naturaleza particular de la herencia fue publicado en un desconocido diario de Moravia en 1866, justo siete años después de “El origen de las especies”, pero fue ignorado. Su destino fue morir años antes de que se reconociera la importancia de su descubrimiento. Afortunadamente su legado, como el de Darwin, todavía está dando que hablar.

ANA Mª MARTÍNEZ PUERTO, 2º Bachillerato B

 

Jueves, 07 de Mayo de 2009 13:12. Autor: Ana María Martínez Puerto 2ª Bach. #. Blog de 2º Bachillerato No hay comentarios. Comentar.

Síndrome de Down

     El Síndrome de Down, antes llamado mongolismo, es una malformación congénita causada por una alteración del cromosoma 21 que se acompaña de retraso mental moderado o grave.               

     Los enfermos con síndrome de Down presentan estatura baja, cabeza redondeada, frente alta y aplanada, y lengua y labios secos y fisurados. Presentan epicanto, pliegue de piel en la esquina interna de los ojos. Las palmas de las manos muestran un único pliegue transversal, y las plantas de los pies presentan un pliegue desde el talón hasta el primer espacio interdigital (entre los dos primeros dedos). En muchos casos padecen cardiopatías congénitas y tienden a desarrollar leucemia. El cociente de inteligencia (CI) varía desde 20 hasta 60 (una inteligencia media alcanza el valor 100), pero con procedimientos educativos específicos y precoces, algunos enfermos consiguen valores más altos.

      La incidencia global del síndrome de Down se aproxima a uno de cada 700 nacimientos, pero el riesgo varía con la edad de la madre. La incidencia en madres de 25 años es de 1 por 2000 nacidos vivos, mientras que en madres de 35 años es de 1 por cada 200 nacimientos y de 1 por cada 40 en las mujeres mayores de 40 años. Para detectar la anormalidad cromosómica durante el periodo prenatal se pueden emplear la amniocentesis y la biopsia de vellosidades coriónicas. Algunas alteraciones sanguíneas maternas pueden sugerir la gestación de un hijo con síndrome de Down: niveles bajos de alfa-fetoproteína y niveles anormales de estriol no conjugado y gonadotrofina coriónica humana.

   20090514125110-trisomia-21-g-1-.gif La anomalía cromosómica causante de la mayoría de los casos de síndrome de Down es la trisomía del 21, presencia de tres copias de este cromosoma. Por tanto, los pacientes presentan 47 cromosomas en vez de 46 (cifra normal del genoma humano) en todas sus células. Esta anomalía es consecuencia de la fertilización de un óvulo patológico de 24 cromosomas por un espermatozoide normal de 23 cromosomas, aunque también a veces la anomalía es generada por el espermatozoide. En una célula germinal, la pareja de cromosomas 21 se mantiene unida y pasa a uno sólo de los dos óvulos o espermatozoides derivados de ella. En un tipo más raro de síndrome de Down, producido por translocación, parte del material genético de uno de los cromosomas 21 se queda adherido al otro de los cromosomas 21. Algunos enfermos presentan alteraciones cromosómicas sólo en algunas células de su organismo, no en todas; en este caso se dice que presentan un mosaicismo.

La mejoría en los tratamientos de las afecciones asociadas al Down ha aumentado la esperanza de vida de estos enfermos, desde los 14 años de hace unas décadas, hasta casi la normalidad en la actualidad. Los pacientes con grandes dificultades para el aprendizaje pueden ser internados en instituciones, pero la mayoría deben vivir en su domicilio, donde desarrollan de forma más completa todos sus potenciales. Suelen alcanzar una edad mental de 8 años, y por tanto precisan un entorno protector, pero pueden desempeñar trabajos sencillos a empresas e industrias.

 

 Virginia García García.

  2º de Bachillerato B.

 

Jueves, 14 de Mayo de 2009 12:52. Autor: Virginia García #. Blog de 2º Bachillerato No hay comentarios. Comentar.

EVOLUCIÓN CIENTÍFICA DEL CONCEPTO DE GEN

20090521122249-genoma.jpg

El concepto de gen ha ido variando a lo largo del tiempo, conforme ha avanzado la ciencia que lo estudia, la Genética:

  • Gregor Mendel en sus experimentos propuso la idea original del gen, aunque él no los denominó genes, sino factores, y vendrían a ser los responsables de la transmisión de los caracteres de padres a hijos (lo que ahora llamamos genotipo). El gen mendeliano es una unidad de función, estructura, transmisión,  mutación y evolución que se distribuye ordenada y linealmente en los cromosomas.
  • La palabra gen fue aportada en 1909 por el botánico danés Wilhelm Ludwig Johannsen a partir de una palabra griega que significa "generar", refiriéndose a la unidad física y funcional de la herencia biológica.
  • Hacia 1950, se impuso el concepto de gen como la cadena de ADN que dirige la síntesis de una proteína. Éste es un concepto que proporciona una naturaleza molecular o estructural al gen. El gen codifica proteínas y debe tener una estructura definida por el orden lineal de sus tripletes.
  • Más tarde surge el concepto de gen como “la cadena de ADN capaz de dirigir la síntesis de un polipéptido”. Este concepto surge al comprobar que la mayoría de las proteínas están formadas por más de una cadena polipeptídica y que cada una de ellas está codificada por un gen diferente.
  • Actualmente se sabe que algunos genes codifican más de un polipéptido y que una proteína puede ser codificada por el conjunto de diferentes genes. La existencia de genes solapantes y el procesamiento alternativo rebaten la hipótesis de un gen -> un polipéptido. Más bien debe proponerse la relación inversa, un polipéptido -> un gen. Además existen algunos genes que no codifican proteínas sino ARN con función propia (ARN transferentes y ARN ribosómicos, por ejemplo) y que no se traducen, por lo que no es necesaria la traducción para que un gen tenga una función determinada. El gen es, pues, la unidad mínima de función genética, que puede heredarse.

 

 Actualmente se ha establecido que un gen es una secuencia lineal de nucleotidos en la molécula de ADN (o ARN en el caso de algunos virus), que contiene la información necesaria para la síntesis de una macromolécula con función celular específica. . El gen es considerado como la unidad de almacenamiento de información y unidad de herencia al transmitir esa información a la descendencia. Los genes se disponen, pues, a lo largo de cada uno de los cromosomas. Cada gen ocupa en el cromosoma una posición determinada llamada locus. El conjunto de cromosomas de una especie se denomina genoma

Algunas enfermedades como la anemia drepanocítica (o anemia falciforme ) pueden ser ocasionadas por un cambio en un solo gen (uno de los 30.000 genes que constituyen el plan para todo el cuerpo humano).Los organismos diploides (entre ellos, casi todos los animales y plantas) disponen de dos juegos de cromosomas homólogos, cada uno de ellos proveniente de uno de los padres. Cada par de cromosomas tiene, pues, un par de copias de cada gen, una procedente de la madre y otra del padre.

Los genes pueden aparecer en versiones diferentes, con variaciones pequeñas en su secuencia, y entonces se los denomina alelos ("otro", en griego). Los alelos pueden ser dominantes o recesivos. Cuando una sola copia del alelo hace que se manifieste el rasgo fenotípico, el alelo es dominante. Cuando son precisas dos copias del alelo (una en cada cromosoma del par), el alelo es recesivo.

 LUNA NAVARRO ALBALADEJO 2º BACHILLERATO B

 

Jueves, 21 de Mayo de 2009 13:02. Autor: LUNA NAVARRO ALBALADEJO #. Blog de 2º Bachillerato No hay comentarios. Comentar.

EL CICLO DEL AGUA

Para mis alumnos de 1º de ESO

Viernes, 29 de Mayo de 2009 10:01. Autor: Maria Dolores Gago López #. La Ciencia en Vídeo No hay comentarios. Comentar.